En un mundo inundado por el plástico los juguetes de madera cada vez se abren más paso y nos devuelven a épocas pasadas. En “so lovely” queremos apostar por ellos porque nos encantan y por sus múltiples ventajas:

Simplicidad: los juguetes de madera suelen tener diseños simples y limpios, esto es muy beneficioso para el desarrollo de la creatividad del niño. Hoy en día la mayor parte de los juguetes están hechos de plástico y muchos son electrónicos y tienen muchos estímulos lo que lleva a que el niño juegue de una forma automática. Sin embargo, en contra de lo que mucha gente piensa y de lo que está de moda en la actualidad, cuanto más simple es un juguete más estimula la imaginación y creatividad del niño.

Estimulación: los juguetes de madera proporcionan una sensación agradable al tocarlos por lo que estimulan el sentido del tacto. Además, como comentamos en el punto anterior, el hecho de que carezcan de sonidos, luces y demás entretenimientos automáticos estimula y favorece la creatividad del niño.

Duración: los juguetes de madera pueden pasar de generación en generación y compartirse entre hermanos ya que suelen durar más y se afean menos con el paso del tiempo. Están hechos de un material más resistente a los golpes y en el caso de que se rompan pueden arreglarse con mayor facilidad que los juguetes de plástico. 

Peso: son juguetes con mayor presencia y los niños tienen que sujetarlos con conciencia y firmeza, esto estimula la motricidad de las manos.

Seguridad: se trata de juguetes más seguros ya que la posibilidad de que se rompan es mínima en comparación a los juguetes de plástico.

Ecología: la madera es un elemento natural y renovable y el uso responsable de este elemento permite crear juguetes respetuosos con el planeta en el que vivimos.

Si eres tan fan de los juguetes de madera como nosotros puedes echarles un vistazo en este link: https://solovely.es/categoria-producto/infantil/juguetesdemadera/